Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 11/18/1996 12:00:00 AM

UNA ENORME ESTAFA

A propósito de la magnífica columna 'El reino del doctor pantalla' (SEMANA #753) considero que los colombianos no podemos seguir siendo víctimas de tan enorme estafa como lo es estar afiliado al ISS. Esa institución es el máximo exponente de la corrupción y el derroche. Afortunada (¿o infortunadamente?) a Plinio Apuleyo Mendoza le tocó lo que a diario le ocurre al común de los afiliados: someterse a ese calvario que es la 'atención' en el ISS para una vez más destapar esa olla hedionda. ¿Por qué no privatizar al ISS? Creo que solo la empresa privada lo puede poner al día. Es absurdo que para solicitar una cita, el afiliado no lo pueda hacer como normalmente se hace con un médico particular: con una llamada telefónica. El interesado debe someterse a tortuosas colas que le pueden significar un día entero para que le asignen la cita con el especialista a los 15 días. ¿Será que el señor Samper, ya que estamos 'en el tiempo de la gente' no ha pensado en las pérdidas que esto le representa al país?Alberto Niño PeñaCúcuta
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1837

PORTADA

América Latina: la corrupción hace metástasis

La mitad de los presidentes y expresidentes recientes de América Latina está envuelta en grandes escándalos de corrupción. Lula no es más que el último.