Miércoles, 7 de diciembre de 2016

| 2004/05/30 00:00

Una tragedia tras otra

Una tragedia tras otra

Cuando el país todavía no se recupera por la impresión y el dolor causado por el accidente ocurrido en Bogotá, donde unos inocentes chiquillos que se transportaban en un bus escolar resultaron víctimas de un fatal e inconcebible accidente como lo publica la revista SEMANA en su edición #1.148 titulada 'Colombia de luto', en la que sin lugar a dudas y por la impecable narración de los hechos, más de un lector se estremeció y la letra debió verse borrosa por las lágrimas. Nuevamente sucede otro hecho no menos trascendental y lamentable, en Tame (Arauca), las Farc accionan un carro bomba, dejando como resultado de sus condenables actos de sadismo y barbarie varias víctimas y pérdidas materiales; otro inocente parte de este mundo; con él parten también sus sueños, sus ansias de jugar, de comer dulces y hacer picardías, como seguramente actuamos todos, incluyendo a 'Marulanda', alias 'Tirofijo', o 'Jojoy', a la tierna edad de 8 años. Desafortunadamente, estos últimos crecieron para convertirse en asesinos de su propio pueblo. Desearía que me aclararan ¿cómo es que suelen autodenominarse ejército del pueblo, cuando precisamente es el mismo pueblo quien cae y es víctima de estos criminales?

A la familia de Nicolás y al resto de familiares de las otras víctimas que perdieron sus vidas en este acto de violación a los derechos humanos, mis sinceras condolencias; tengamos confianza en que Nicolás ahora que tiene la oportunidad de estar más cerca de la Corte Celestial sea nuestro vocero, les comentará lo que está sucediendo en Colombia. Será a su estilo, pues a los 8 añitos no creo que se entiendan los motivos de resentimiento social y sevicia que tiene las Farc-¿EP?, para actuar como lo hacen, y que el Todopoderoso nos dé una mano a los colombianos de bien que queremos no una "nueva Colombia" ni "campañas bolivarianas de pacotilla", simplemente un país en paz, y de paso perdone si es que hay cabida para ello, a estos delincuentes que han bañado de sangre heroica una, inocente otra, esta hermosa tierra colombiana.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.