Domingo, 11 de diciembre de 2016

| 2007/06/09 00:00

Volverán a delinquir

Volverán a delinquir

En relación con el artículo ‘A que juega Uribe’ (SEMANA #1309), me permito expresar lo siguiente: 1. Es una vergüenza que un Presidente ponga el estado de derecho en juego solamente por buscar protagonismo político y el ánimo de quedar bien ante mandatarios extranjeros como el Presidente de Francia, algo al final muy normal en un Presidente como el nuestro, que con sus complejos busca la adulación de los demás y sobre todo, de extranjeros.
 
2. Cómo se puede combatir el secuestro si se excarcelan secuestradores, que seguramente volverán a delinquir, ya sea en la Farc o en grupos de delincuencia común; no se puede ser tan cándido como para pensar que porque el Presidente los elige, automáticamente se volverán buenas personas.
 
3. Por qué tanto interés en buscar un intercambio, será porque el interés es liberar a Íngrid Betancourt y a otros extranjeros, sin importar la suerte de policías y soldados que al final son carne de cañón.
 
4. Por qué el ánimo de estar protegiendo delincuentes, primero los paramilitares y luego los guerrilleros, eso lo único que hace es un Estado débil, manipulable y chantajeable por todos.
 
5. Este país no necesita autoridad ni autoritarismos, sólo seriedad, que parece sí tener las Farc cuando no le siguen el juego al gobierno. Es lamentable que los delincuentes sean más serios que un gobierno populista, influenciable por gobiernos extranjeros y que siempre busca la protección de intereses externos por encima de proteger a sus ciudadanos.
 
6. Finalmente, y pensar que luego del gobierno de Pastrana, nadie se imaginaba que alguien pudiera superarlo, pero bueno, todo es susceptible de empeorar y este Presidente esta en camino de crear unos precedentes que acabarán el Estado y a sus ciudadanos. Como nota al margen, porque el Presidente manifiesta que es imparcial por las decisiones del presidente Chávez frente a los medios de comunicación, sencillo porque son iguales, la diferencia es que Chávez hace lo que se le ocurre y quiere y nuestro Presidente sólo puede pensarlo. Claro que con la imparcialidad de nuestros medios, la tarea es muy sencilla para el Presidente

Luis Raúl Carvajal Almeida
Bogotá

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.