Martes, 6 de diciembre de 2016

| 2015/09/01

El cargamento de camarones de Tapia

Hace pocas semanas en la cárcel La Picota, de Bogotá, hubo conmoción tras descubrirse que el polémico excontratista Emilio Tapia había decidido, sin autorización, remodelar su celda e instalar televisores y neveras, así que fue castigado y reubicado en el pabellón de alta seguridad. Hace pocos días las directivas del penal fueron informadas sobre un cargamento de camarones y otros frutos de mar que ingresó -de nuevo, sin permiso alguno- al penal, con destino al pabellón de alta seguridad. Cuando todo esto se decomisó, el interno implicado confesó que era de propiedad de Tapia. Si bien la comida fue destruida, la conclusión es que Tapia no renuncia a seguir dándose sus gustos.

Cargando...
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Cargando...