27 noviembre 2012

Enviar a un amigo

Email destino:

Nombre remitente:

Email remitente:

La molestia de la Iglesia

"Que alguien les cuente que perdimos 100.000 kilómetros de mar en San Andrés".

El fin de semana pasado tuvo lugar la posesión de monseñor Rubén Salazar como nuevo cardenal en una sobria ceremonia que presidió el papa Benedicto XVI, realizada en El Vaticano. El solemne acto contó con la presencia de Germán Cardona, embajador ante la Santa Sede. Este hecho generó molestia en la Iglesia, al considerar que debió haberse enviado a un grupo más amplio. "La presencia de Cardona fue muy digna y apreciada, pero no suficiente", dijo Pedro Mercado, del Episcopado. En respuesta, en la Casa de Nariño y en la Cancillería se excusaron, pero también dijeron que no se trató de una descortesía sino que estaban atendiendo una noticia extraordinaria a la que había que darle un manejo especial desde Colombia. "Que alguien les cuente (a la Iglesia) que perdimos 100.000 kilómetros de mar en San Andrés", dijo alguien en la Casa de Nariño.
Buscar por:
Publicidad
Horóscopo
Semana en Facebook