Domingo, 4 de diciembre de 2016

| 2016/06/29

La paz tiene el mundo al revés

La firma del acuerdo que fijaron el Gobierno y las FARC para decretar el cese definitivo al fuego tiene a los actores políticos en Colombia ejerciendo actuaciones sorprendentemente contrarias a su accionar histórico. Mientras la guerrilla, enemiga del establecimiento y la institucionalidad, se acoge a las decisiones de las ramas del poder público al punto de acogerse a las determinaciones de la Corte Constitucional frente al plebiscito, algunos de los sectores más conservadores, defensores a ultranza de la autoridad, se declaran cada vez más resistentes a las decisiones institucionales. Por eso, sorprende que mientras algunos políticos y funcionarios intentan impedir que se cumplan los planes del Gobierno y el Congreso de cara a la paz, el integrante del equipo negociador de las FARC Carlos Antonio Lozada afirme que ni siquiera la derrota en el plebiscito logrará devolverlos a las armas. Al parecer, se vienen preparando para lo que era impensable: asumir las reglas de la democracia.

Cargando...
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Cargando...