Sábado, 10 de diciembre de 2016

| 2007/05/19

Al azar

Cuál no sería la sorpresa de algunos oficiales cuando encontraron entre los interlocutores de las grabaciones ilegales las voces del Presidente de la República y de su ministro de Defensa, Juan Manuel Santos. Sin embargo, después del destape, quedó establecido que el objetivo no eran ellos. Resulta que una de las unidades móviles ilegales cuya función era grabar a los congresistas registró conversaciones de trabajo entre parlamentarios y estos altos funcionarios. Por el nivel de indignación del Presidente y el Ministro, algunos mandos medios llegaron a pensar que no había ninguna equivocación.

Cargando...
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Cargando...