Miércoles, 7 de diciembre de 2016

| 2007/07/28

Anécdota histórica

Y hablando del negocio de El Tiempo, una anécdota histórica divertida: Eduardo Santos, quien era el único propietario del periódico, era partidario durante la Guerra Civil española de los republicanos y enemigo a muerte del franquismo. Tanto, que decidió desheredar a su sobrino Enrique Santos Castillo por ser un fanático de Franco. Esa es la razón por la cual su otro sobrino Hernando Santos acabó siendo el mayor accionista del diario. Pues resulta que el nuevo accionista mayoritario y socio estratégico de El Tiempo es José Manuel Lara Bosch, hijo del fundador de Planeta, quien fue uno de los símbolos del franquismo en España, como capitán del Ejército de los legionarios de Franco.

Cargando...
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Cargando...