Jueves, 19 de enero de 2017

| 2004/05/23

Anfitrión ausente

El presidente Uribe, que es poco dado a los protocolos, solo pensaba asistir a los eventos del día de la boda real en su visita a España. Por eso la noche anterior había invitado a cenar en la embajada de Colombia a los ministros españoles de Relaciones Exteriores y de Defensa, a Felipe González, Jaime Polanco del grupo Prisa y a otras personalidades. Sin embargo, cuando todo estaba listo le informaron que se esperaba que asistiera al banquete que daban los reyes esa misma noche en honor del príncipe Felipe y Letizia Ortiz. Uribe tuvo que ir y sus invitados fueron atendidos por la embajadora Noemí Sanín, que les explicó el percance del Presidente y les hizo saber que llegaría para el café. La velada transcurrió en forma amena y a las 12 de la noche no sólo llegó Uribe sino también César Gaviria y Belisario Betancur.

Cargando...
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Cargando...