Lunes, 5 de diciembre de 2016

| 2016/10/08

Desde chiquito

El apretón de manos entre el presidente y Timochenko no ha sido el primero entre Juan Manuel Santos y un jefe de guerrilleros en vía de desarme. En 1957, cuando tenía apenas 6 años, estaban reunidos su abuelo Calibán y su padre Enrique Santos Castillo con el legendario guerrillero liberal Guadalupe Salcedo, quien acababa de abandonar la insurgencia. El pequeño Santos entró al recinto y sus mayores le dijeron que saludara al invitado. Así fue como hace 60 años el ahora nobel estrechó por primera vez la mano de un guerrillero.

Cargando...
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Cargando...