Martes, 24 de enero de 2017

| 1996/02/12

Ausencia

Cierto malestar causaron entre funcionarios de la Cancillería francesa los problemas que se presentaron para el envío de una delegación oficial colombiana a las exequias del ex presidente François Mitterrand. Inicialmente se pensó en que asistiera el vivepresidente y embaj ador en Madrid, Humberto de la Calle, pero éste se excusó pues en esa fecha tenía una cita con la reina Sofía, acordada semanas antes. La Cancillería colombiana le pidió entonces que asistiera al embajador en Londres, Carlos Lemos, pero éste también se excusó pues estaba afectado por una fuerte gripe. Finalmente fue delegado el embajador encargado en París, Fernando Lleras de la Fuente. Luego sucedió otro impasse: ningún alto funcionario del gobierno había firmado el libro de condolencias abierto en la embajada francesa en Bogotá, y Juan Fernando Cristo, vicecanciller para Europa, debió correr a firmarlo a mediados de la semana.

Cargando...
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Cargando...