Viernes, 24 de febrero de 2017

| 2007/06/23

Beneficio rechazado

El pleito entre el Banco del Estado y Coloca International tuvo un giro inesperado. Jorge Castro, dueño de la firma, reclama 1.500 millones de dólares por intereses, daños y perjuicios, por cuenta de una deuda que hace 25 años era de 16 millones de dólares y que según él, el banco no honró. Por su parte, el banco no reconoce la deuda y lo había denunciado por fraude procesal y tentativa de estafa. La semana pasada esa acusación prescribió. Resulta que Castro renunció a la prescripción, pues quiere limpiar su nombre para darle piso moral a su demanda de los 1.500 millones de dólares, que todavía sigue su curso.

Cargando...
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Cargando...