Viernes, 24 de octubre de 2014

| 1994/01/24

BUEN JEFE

Muy temprano en la mañana--casi de noche, cuando su agenda está muy apretada--, el presidente Gaviria visita todos los días en la clínica al ministro de Defensa, Rafael Pardo. Gaviria se reúne con los médicos que atienden a Pardo y sigue cuidadosamente las explicaciones sobre la evolución de su estado de salud. Y como para que Pardo no se olvide que sigue siendo el Ministro de Defensa, la semana pasada le regaló el libro La historia de las guerras, de John Keegan.

Volver a Confidenciales
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×