Sábado, 10 de diciembre de 2016

| 2003/07/07

Caso Ibáñez II

Como los billetes colombianos decían que eran convertibles en oro Victoria y Londoño decidieron demandar al Banco Emisor porque este derecho no era aplicable en la práctica. Entonces presentaron un derecho de petición para que les dieran oro por un billete de 5.000 pesos. Ibáñez dice que lo que lo indignó es que siendo él funcionario del Banco le pidieron que ayudara en la demanda, ante lo cual dice que se paró y abandonó la oficina de Fernando Londoño dando un portazo. La verdad es que Londoño y Victoria no ganaron el pleito pues la conversión a oro había quedado suspendida desde 1931 por disposición legal. Aún así, después del incidente se les quitó a los billetes la mención de su convertibilidad en oro.

Cargando...
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Cargando...