Miércoles, 7 de diciembre de 2016

| 1989/08/14

COMO JEFE DE ESTADO

El presidente Virgilio Barco decidió no viajar a París a los festejos del bicentenario de la Revolución Francesa, sino mejor enviar a su esposa, doña Carolina, en su representacion. A última hora, la primera dama decidió cancelar su viaje. Sin embargo, aunque no fue el jefe del Estado, el que tuvo tratamiento de tal fue Gabriel García Márquez, quien asistió en su calidad de invitado personal del presidente francés Francois Mitterrand. En el banquete del jueves, lo sentaron a la misma mesa con Margareth Thatcher, Helmut Kohl y Benazir Bhutto. En el almuerzo del viernes lo sentaron a la derecha de la esposa de Mitterrand, honor que llamó la atención teniendo en cuenta la cantidad de jefes de Estado que había para ocupar ese puesto.

Cargando...
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Cargando...