Martes, 17 de enero de 2017

| 1990/09/17

COMO UN RELOJ SUIZO

Al Secretario General de la Presidencia de Virgilio Barco fue mucha el agua sucia que le cayó durante el gobierno. Sin embargo, no han transcurrido dos semanas desde que se fue y ya comenzaron a oírse cosas diferentes. Concretamente, Gaviria y su grupo de consejeros, que no habían sido particularmente montoyistas, han quedado descrestados con el funcionamiento de la administración de palacio. Todo está sistematizado, reina la disciplina y, según varias fuentes, la Casa de Nariño funciona mejor que cualquier empresa del sector privado. Montoya, cuyas jornadas de trabajo iban de las 7 de la mañana a las 11 de la noche, cambió radicalmente el ambiente burocratizado que reinaba en otras épocas en palacio.

Cargando...
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Cargando...