Jueves, 8 de diciembre de 2016

| 2002/03/18

Condena por lo alto

Ordenó la detención durante dos días del presidente de Comcel, Adrián Fernández, un mexicano recién llegado al país, por haberse demorado cinco meses en contestar la queja de un usuario. Como Fernández va a estar por fuera del país tomará su lugar en la sombra uno de sus vicepresidentes, quien era su suplente en esa responsabilidad. El fallo cambia la jurisprudencia de que sólo los empleados públicos están obligados a contestar los derechos de petición.

Cargando...
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Cargando...