Viernes, 9 de diciembre de 2016

| 2006/05/13

Control tecnificado

Y hablando de la Contraloría, la reputación de ese organismo de ser el principal foco del clientelismo en el país es parte del pasado. En los años 80, la nómina de la entidad era de alrededor de 15.000 personas, muy pocas de las cuales eran de carrera administrativa, lo que le daba al Contralor un poder político enorme basado en la burocracia. Hoy, la entidad tiene 4.057 funcionarios de planta, de los cuales sólo 123 son de libre nombramiento y remoción. El resto son de carrera. Por lo tanto, el cargo político por excelencia del pasado es eminentemente técnico en la actualidad, sobre todo, después de la gestión de Antonio Hernández Gamarra.

Cargando...
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Cargando...