Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 2012/02/04

Controversia de la semana

En diciembre pasado, cuando le preguntaron al presidente Santos por el nombramiento de Viviane Morales, él manifestó que, antes de incluirla en la terna al cargo de fiscal general, le preguntó si estaba casada con Carlos Alonso Lucio. Según el primer mandatario, la respuesta fue negativa y el nombre de Morales fue postulado. El jueves pasado en la FM de Vicky Dávila, la fiscal dio una versión diferente. Manifestó que el presidente nunca le preguntó eso y que si lo hubiera hecho le hubiera parecido poco caballeroso. De esta contradicción surge un interrogante. ¿Cuál de los dos tiene la razón? Cada uno tiene razones incontrovertibles. La de Viviane es que a quién se le puede ocurrir casarse por segunda vez después de la pregunta del presidente, y en cuanto a Santos, qué interés puede tener el presidente de la república en inventarse algo que a él ni lo beneficia ni lo perjudica en forma alguna.

Cargando...
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Cargando...