Jueves, 8 de diciembre de 2016

| 2001/04/23

Cordial desacuerdo

La semana pasada tuvo lugar un almuerzo al cual concurrieron cuatro de los más grandes expertos en política del país: Belisario Betancur, Ernesto Samper, Roberto Posada García-Peña y Jaime Castro. Los cuatro decidieron apostar una botella de champaña sobre quién sería el candidato escogido por la convención conservadora para enfrentar a Horacio Serpa, Noemí Sanín y Alvaro Uribe. Lo que es increíble es que cada uno de los cuatro dio un nombre diferente. Samper dijo que iba a ser Augusto Ramírez. Roberto Posada apostó por Guillermo Fernández de Soto. Belisario manifestó que la convención posiblemente iba a inclinarse por Fabio Valencia Cossio. Y Jaime Castro dijo que el candidato sería Gabriel Melo Guevara.

Cargando...
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Cargando...