Viernes, 20 de enero de 2017

| 2007/02/03

Corte dividida

En la Corte Suprema de Justicia se está viviendo un ambiente tenso. Los magistrados no han podido ponerse de acuerdo sobre su nuevo presidente. Por tradición, ese cargo se rota entre las tres salas. Este año el turno es de la sala civil, la cual escogió el nombre del magistrado Jaime Arrubla. Sin embargo, a la hora de la votación no hubo consenso, como siempre ha sucedido. Se ha atribuido esta actitud a la presión que sienten los miembros de la Corte debido a los procesos por la para-política y al reciente escándalo por las presuntas relaciones sociales de algunos miembros de la rama judicial con el italiano Giorgio Sale. La discusión se ha prolongado tanto, que fue necesario nombrar un presidente provisional, por orden alfabético: Manuel Ardila.

Cargando...
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Cargando...