Miércoles, 18 de enero de 2017

| 2005/05/09

De incógnita

A doña Lina Moreno de Uribe le choca la seguridad de primera dama y le gusta salir a pasear como cualquier hija de vecino. La semana pasada en forma discreta caminó por la carrera séptima en el centro de Bogotá, donde tropezó con un retratista callejero que no la reconoció. Dentro de los retratos encontró uno de Lucho Garzón y otro del consejero presidencial Juan Lozano. La primera dama los compró por 15.000 pesos cada uno y se los envió de regalo con una dedicatoria. La nota del Alcalde decía: "Por favor no contar que lo compré en el espacio público".

Cargando...
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Cargando...