Sábado, 21 de enero de 2017

| 1997/05/19

DIFERENCIAS CONSIDERABLES

Mientras la Comisión Nacional de Televisión posee un estudio financiero que recomienda cobrar entre 87 y 117 millones de dólares por la licencia de un canal privado de televisión, el grupo Santo Domingo y la organización Ardila Lülle calculan que las cifras máximas que se podrían pagar para acceder al negocio oscilan entre los 20 y los 35 millones de dólares. Las proyecciones de los grupos indican que con estas últimas cifras comenzarían a recuperar la inversión cinco o seis años después de iniciar operaciones.

Cargando...
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Cargando...