Sábado, 25 de octubre de 2014

| 1994/01/17

Digno de James Bond (II)

Y para el transporte terrestre de las oficinas de Bogotá al Ministerio de Comunicaciones se utilizaron dos convoyes idénticos, con la misma carga y enviados por rutas diferentes. Si ocurría un accidente, o si algún rival trataba de secuestrar un convoy, el otro llegaría a su destino. Como si esto fuera poco, la mitad del material que iba en los convoyes era falso, para que nadie pudiera cuantificar por el volumen el alcance real de la propuesta.

Volver a Confidenciales
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×