09 febrero 2013

Enviar a un amigo

Email destino:

Nombre remitente:

Email remitente:

Dilema a la vista

Y hablando de encuestas, el uribismo tiene una papa caliente en sus manos.

Y hablando de encuestas, el uribismo tiene una papa caliente en sus manos. Se trata de la forma cómo será seleccionado el candidato presidencial de ese grupo. Si se hace por encuesta, ganaría Pacho Santos, que por sus ocho años como vicepresidente y su posterior trabajo en RCN Radio es el único de los aspirantes que tiene reconocimiento nacional. Ninguno de sus rivales va a alcanzar en sus campañas individuales ese nivel, por lo tanto no van a aceptar la fórmula de la encuesta y van a pedir una consulta interna, una convención del Centro Democrático o que Álvaro Uribe lo señale a dedo. El expresidente no va a aceptar esto último pues todos son igual de amigos suyos y no va a querer hacerle un desaire a los derrotados. Esto deja como opciones la consulta interna y la convención. La primera es muy complicada y costosa, por lo tanto lo más lógico sería la convención, que tiene el problema de que nadie sabe cómo sería, pues el movimiento no tiene cuadros definidos para integrarla. 
Buscar por:
Publicidad
Horóscopo
Semana en Facebook