Sábado, 21 de enero de 2017

| 2015/12/19

Antecedente interesante

Ahora que está de moda el galeón San José vale la pena recordar el caso del galeón español Nuestra Señora de Atocha, que naufragó en 1622 en medio de una fuerte tormenta. El cazatesoros gringo Mel Fisher le dedicó casi dos décadas a buscarlo y en 1985, a los 63 años, logró encontrarlo. En el barco había toneladas de oro, plata y piedras preciosas. El gringo, luego de ganarle un pleito a Florida, se quedó con todo el tesoro. Después de eso entraron en vigencia legislaciones que buscan evitar que personajes como él se puedan quedar con patrimonios históricos sin compartirlos.

Cargando...
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Cargando...