Domingo, 4 de diciembre de 2016

| 2015/10/23

Copetones pero fieles

El día en que se firmó el acuerdo sobre desaparecidos en La Habana, el alto comisionado para la Paz, Sergio Jaramillo, estaba de cumpleaños. Se suponía que todo iba a quedar finiquitado por la mañana y su esposa le tenía una celebración en Bogotá con amigos, ponqué y happy birthday. Pues resulta que el acuerdo no se logró sino hasta el final del día y el comisionado acabó por llegar a su casa a las 2 y 30 de la mañana. Allá lo esperaban ojerosos y copetones, pero fieles, los jaramillistas.

Cargando...
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Cargando...