Viernes, 2 de diciembre de 2016

| 2015/12/05

Antecedente de un perdón

El perdón que pidió Belisario Betancur esta semana por el holocausto del Palacio de Justicia tiene un antecedente. La ceremonia tuvo lugar en Ibagué, ya que Alfonso Reyes Echandía, el inmolado presidente de la Corte Suprema, era tolimense y su hijo Alfonso hoy es el rector de la universidad de esa ciudad. También estuvo presente el otro hijo, el ministro de Justicia, Yesid Reyes, para quien el evento tuvo una carga simbólica muy importante. Durante la tragedia, él trató de que Betancur le pasara al teléfono a su padre, lo cual no fue posible. Después de confirmada la muerte, el presidente le mandó un decreto de honores que resaltaba la memoria del mártir. Yesid se lo devolvió diciendo que el honor que hubiera querido era que el presidente atendiera la llamada de su padre.

Cargando...
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Cargando...