Domingo, 22 de enero de 2017

| 2008/04/19

El ventilador de ‘Macaco’ II

Lo que no se sabe es que este cuento ya tiene su tiempo. El año pasado llegaron al Palacio de Justicia 11 anónimos dirigidos al magistrado Yesid Ramírez, quien presidió la sala penal de la Corte Suprema. Lo amenazaban con decir públicamente que él y otros tres magistrados habían recibido dinero para que votaran por Iguarán. Ramírez le entregó los mensajes al entonces presidente de la Corte, César Julio Valencia Copete. También los conoció el Fiscal, quien estuvo de acuerdo en que Valencia diera a conocer los anónimos en sala plena. Como las cartas llegaron directamente y sin sellos al buzón de la Corte, Valencia consideró que se debía aumentar la seguridad del tribunal. Frente a esta guerra sucia que amenaza con desprestigiar la justicia, la Corte y la Fiscalía piensan tomar medidas para que no se deslegitime el proceso de la para-política.

Cargando...
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Cargando...