Jueves, 8 de diciembre de 2016

| 2001/09/03

Emergencia en El Dorado

Camilo Gómez pasó el susto de su vida la semana pasada. Al regresar de La Habana, luego de reunirse con el ELN, la temperatura de uno de los dos motores de su avioneta se elevó a tal punto que el piloto dijo que era imperativo apagarlo. Así se hizo y durante 40 minutos el Comisionado de Paz rogó a Dios que el motor prendido no fuera a fallar. En el aeropuerto El Dorado se había montado un dispositivo de seguridad con bomberos y ambulancias digno de aterrizaje presidencial. Al final no pasó nada.

Cargando...
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Cargando...