Sábado, 10 de diciembre de 2016

| 1994/07/11

EN CONCIERTO

El martes de la semana pasada, minutos antes de que comenzara el concierto del cantante mexicano Luis Miguel, unos cuantos espectadores se sorprendieron por el ingreso de un joven y una niña al Centro de Convenciones Gonzalo Jiménez de Quesada, de Bogotá. Se trataba de Juan Pablo y Manuela Escobar Henao, los hijos del desaparecido jefe del cartel de Medellín, Pablo Escobar, quienes discretamente se sentaron entre las 1.300 personas que pagaron boletas de 150.000 pesos para ver el espectáculo.

Cargando...
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Cargando...