Sábado, 10 de diciembre de 2016

| 2010/08/14

En cuerpo ajeno

La demanda que Álvaro Uribe instauró contra Hugo Chávez y el Estado venezolano ante la Corte Penal Internacional y ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos no tuvo mucho eco. La razón tal vez fue porque el ex presidente decidió no hacerla en su propio nombre, sino en cuerpo ajeno a través del abogado Jaime Granados, quien la presentó en representación de un grupo de víctimas. Uribe limitó su participación a ofrecerse como el primer testigo cuando comenzara el proceso. Los cargos contra el Estado de Venezuela se relacionan con la violación a la vida, la integridad personal y las garantías judiciales y están sustentadas en más de 100 páginas de pruebas que incluyen el computador de ‘Raúl Reyes’, la evidencia de campamentos guerrilleros en territorio venezolano, entrevistas de desmovilizados y de las propias víctimas. Aunque las pruebas son contundentes, es poco probable que el caso prospere.


Cargando...
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Cargando...