Viernes, 9 de diciembre de 2016

| 2005/01/30

Evidencia desconocida

Las pruebas más contundentes que le presentó el gobierno colombiano al venezolano sobre la tolerancia de este último con la guerrilla son dos conversaciones interceptadas. En la primera, un guerrillero desde Colombia le decía a un compañero suyo de las Farc en Venezuela que no se preocupara, que Chávez iba a hacer al día siguiente un pronunciamiento muy duro contra Uribe para "castigarlo" por lo de Granda. En el segundo casete, el mismo guerrillero desde Venezuela habla con otro en Colombia y le dice que van a aplazar, de jueves a lunes, la multitudinaria marcha de apoyo a Chávez, y que había que repartir camisetas pidiendo la repatriación de Granda. Todo lo que se menciona en esos casetes sucedió.

Cargando...
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Cargando...