Miércoles, 18 de enero de 2017

| 2006/02/26

Falsa esperanza

Causó extrañeza que la primera noticia que se dio cuando se supo de la desaparición del helicóptero en el que viajaba Pedro Juan Moreno, fue que él y sus acompañantes estaban vivos. Los directivos de Helicargo, propiedad de Luis Guillermo ‘Guillo’ Ángel, a la que pertenecía la aeronave, hicieron ese pronóstico alentador para proteger al empresario antioqueño, pues la última comunicación con el helicóptero lo ubicaba en una zona dominada por las Farc. Pensando en la posibilidad de que estuvieran vivos después de un aterrizaje de emergencia, decidieron despistar a la guerrilla para evitar un secuestro y por eso divulgaron la noticia de que ya “habían sido rescatados”. El anuncio causó falsas expectativas durante dos horas. 

Cargando...
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Cargando...