Sábado, 25 de febrero de 2017

| 1982/06/14

FIN DE UNA MISION

Y a propósito de resistencia: nadie habría podido creer que nuestro embajador en la China, el sibarita Julio Mario Santodomingo, pudiera aguantar tanto tiempo la monótona austeridad de una país comunista. Todos los que apostaron que solo duraría unos pocos meses, debieron admitir que habían perdido su apuesta. Santodomingo acaba de renunciar. Y como despedida, dejó asegurada la participación de la China en la Feria Exposición Internacional de Bogotá por primera vez. La muestra de los productos que traen los chinos es de 700 millones de pesos.

Cargando...
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Cargando...