| 2003/05/12

Fricciones en Madrid

En la reunión en la embajada de Colombia en España, que se hizo la semana pasada en honor de Roberto Pombo, tuvieron lugar dos incidentes sociales: Antonio Caballero, quien hacía pocos días había escrito una columna contra Julio Mario Santo Domingo, se acercó para saludarlo y le extendió la mano. Santo Domingo no extendió la suya y se limitó a hacer un gesto con la cabeza. Posteriormente se encontraron la embajadora Noemí Sanín y Daniel Samper, quienes se habían enemistado a muerte por cuenta del proceso 8.000. Noemí, magnánima y diplomática, se fue a saludarlo muy cordialmente. Samper se limitó a extenderle fríamente la mano. Noemí lo tomó con humor y lo hizo reír diciéndole: "Usted y yo estamos como Santo Domingo y Caballero, con la diferencia de que el papel de Caballero lo estoy haciendo yo"

Cargando...
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Cargando...