Lunes, 16 de enero de 2017

| 2007/05/19

‘Gritus interruptus’

Cuando el presidente Uribe estaba pronunciando a grito abierto un discurso sobre los sucesos de la semana pasada, en la posesión del nuevo director de la Policía, Óscar Naranjo, repentinamente suspendió su acalorado vibrato cuando los periodistas le hicieron señas para indicarle que se había dañado el sistema de sonido. Esto produjo una curiosa situación de espera en total silencio, durante 15 minutos. Cuando el problema técnico se solucionó, el mandatario les preguntó a los reporteros hasta dónde habían grabado. Apenas ellos le dijeron la frase, Uribe desconcertó a su numeroso auditorio empatando en forma perfecta no sólo las palabras, sino su nivel de furia y exaltación, en el mismo punto en que los había dejado.

Cargando...
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Cargando...