Miércoles, 7 de diciembre de 2016

| 2016/01/23

Tercera edad

Uno de los sapos grandes que va a tener que tragarse el país en el proceso de paz es que los guerrilleros condenados por crímenes de lesa humanidad podrán ser elegidos en cargos públicos durante el cumplimiento de su pena. Los representantes de las Farc argumentaron que si aceptaban cambiar las balas por votos debían tener derecho a buscar esos votos. Agregaron que es difícil crear un partido político sin jefes y que en todas las desmovilizaciones de guerrillas anteriores la cúpula ha tenido ese derecho. Por último, señalan que a la edad que tienen ya no pueden esperar ocho años: Joaquín Gómez tiene 68 años; Rodrigo Granda, 66; Pablo Catatumbo, 63; Iván Márquez, 61; Marcos Calarcá, 59; y Timochenko, 57 años.

Cargando...
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Cargando...