Sábado, 10 de diciembre de 2016

| 2016/10/15

Experiencias únicas

En materia de conferencias no se requiere un Premio Nobel, pues circunstancias extraordinarias de vida pueden generar una demanda inusitada. Íngrid Betancourt, por la experiencia que vivió en siete años de secuestro, es considerada una estrella en el circuito. Aunque ha aceptado pocas invitaciones, su tarifa supera ampliamente los 50.000 dólares. Otra experiencia de vida única es ser hijo de Pablo Escobar. Esto le ha permitido a Sebastián Marroquín ser contratado por la firma APB Speakers que maneja, entre otros, a Gorbachov y a Jimmy Carter. Su tarifa será de 20.000 dólares y el enfoque de sus charlas es qué hacer en la vida para no acabar como su padre.

Cargando...
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Cargando...