Domingo, 11 de diciembre de 2016

| 2016/08/06

Intento frustrado

Álvaro Leyva viajó a Cuba para tratar de negociar con las Farc algunas concesiones para que el expresidente Uribe pudiera sumarse al proceso de paz. Planteó que, además de la elegibilidad y la impunidad, uno de los puntos que más inquietan a los miembros del Centro Democrático es el Tribunal de Justicia y Paz. Para ellos, quienes se sometan a este deberían limitarse a confesar sus propios delitos y no a denunciar a otros para reducir sus penas. Ante los recientes antecedentes de testigos falsos, el uribismo considera que el nuevo esquema de justicia puede convertirse en un tribunal de delaciones, en el cual tanto militares como paramilitares y empresarios acaben por echarles la culpa a otros para disminuir sus condenas.

Cargando...
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Cargando...