Viernes, 9 de diciembre de 2016

| 2016/01/30

Teoría sorprendente I

El libro de Alberto Donadio, Lara Bonilla: la verdad que no se conocía, tiene una teoría revolucionaria sobre el asesinato de Rodrigo Lara, que ha pasado relativamente inadvertida. Su investigación concluye que el magnicidio fue un crimen oficial. Esto querría decir que al ministro lo mataron funcionarios del Estado colombiano, solos o en complicidad con Pablo Escobar. La versión oficial es que dos sicarios del cartel de Medellín, desde una moto, habrían disparado una ráfaga de ametralladora al Mercedes-Benz de Lara. Uno de ellos murió tras la persecución del escolta, y el otro fue capturado y ya pagó su condena. Para Donadio esta versión es simplista.

Cargando...
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Cargando...