| 1999/01/18

INVITACION

La semana pasada el ministro del Interior, Néstor Humberto Martínez, recibió una invitación inesperada. Se trataba de una llamada del ex presidente Julio César Turbay para convidarlo a una comida en su casa. Pero la invitación no era para hablar de política sino para pedirle que le ayudara a amenizar la velada. Resulta que como Martínez es un gran imitador de voces, Turbay le pidió que hiciera una imitación suya leyendo los discursos de su época como presidente de la República. Martínez aceptó encantado.

Cargando...
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Cargando...