Viernes, 9 de diciembre de 2016

| 2002/08/05

Jugada empresarial

Pocos saben que antes de ser aprobado por el Congreso estadounidense el Atpa estuvo en grave peligro de no salir. Al poderoso presidente del comité de finanzas del Senado, Max Baucus, no le entusiasmaba este acuerdo. En una audaz jugada el embajador Luis Alberto Moreno se fue a Montana, el estado cerealero de Baucus. Lo acompañaron Carlos Julio Bonet, ejecutivo de Bavaria; Francisco Cabal, de Noel, y Ramiro Ramírez, de la Federación de Molineros. Los empresarios firmaron un acuerdo para comprar sus principales materias primas, trigo y cebada, en ese estado. Es más, Noel acordó comprar 6.000 toneladas de trigo en esa sola visita. Como resultado, Baucus quedó feliz, hizo una gestión crucial para que el Atpa saliera adelante y descubrió el potencial económico de Colombia.

Cargando...
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Cargando...