| 2003/11/10

Jugada sutil

Los allegados al presidente Uribe le atribuyen al senador Germán Vargas Lleras una alta dosis de maquiavelismo. En relación con el hundimiento del proyecto de ley para la reelección presidencial les chocó mucho que no aplazara la votación para una fecha más distante a la derrota del gobierno en el referendo. Sin embargo, como consideran que Vargas es enemigo de la reelección, lo que más les molestó es que se pudo dar el lujo de votar a favor de ésta. La razón es que en el Senado se vota por orden alfabético y al apellido Vargas le corresponde uno de los últimos turnos. Cuando le tocó votar al presidente del Senado, la reelección ya estaba hundida.

Cargando...
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Cargando...