Miércoles, 7 de diciembre de 2016

| 2004/10/17

Killing' Pablo

Poco se ha dicho en el país sobre la condena de la semana pasada al mercenario inglés Dave Tomkins. Este fue condenado en una corte en Miami a 33 meses de prisión por haber confesado que en 1991 había intentado comprar un avión bombardero Dragonfly, un helicóptero Bell y unas bombas aéreas, todo con el fin de matar a Pablo Escobar. Tomkins fue contratado por lo que los periódicos ingleses describen como "los enemigos de Escobar", que supuestamente era el cartel de Cali. Su remuneración, si Escobar moría, serían 10 millones de dólares. Tomkins fue descubierto cuando intentó comprar el avión a un vendedor de Miami que acabó siendo un agente encubierto de la DEA. Logró sin embargo escaparse y no fue sino hasta finales del año pasado cuando lo capturaron en Texas. Confesó todo para beneficiarse de la rebaja de penas.

Cargando...
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Cargando...