Miércoles, 7 de diciembre de 2016

| 2010/10/02

La vida no vale nada

Una semana después de que los medios se saturaron con información sobre la Operación Sodoma, en la cual cayó el Mono Jojoy, vale la pena registrar que, por los correos electrónicos que enviaba, su fama de sanguinario no era inventada. La facilidad con que hablaba de ejecuciones era sorprendente. En uno de los mensajes anotaba: “En lo que va corrido del año han desertado 112, se capturaron 33, se les hizo consejo de guerra y salieron fusilados 22”. Otro e-mail suyo dice: “Hemos hecho en un mes 18 consejos de guerra a personal que resultó infiltrado dentro de las unidades. Todos salieron fusilados”.

Cargando...
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Cargando...