Domingo, 22 de enero de 2017

| 2006/03/18

¿Le jalará?

El presidente Álvaro Uribe tiene un gran dilema. Sus asesores políticos le dicen que dada la ventaja que tiene sobre sus rivales en la contienda presidencial, no es necesario participar en ningún debate en televisión. La teoría es que cuando una persona está posicionada en una dimensión diferente a la de sus rivales, debatir con ellos en televisión es ponerse a su mismo nivel. Por eso, le ha dado largas a concretar su presencia en un debate promovido por CNN y Caracol Televisión, con participación de todos los demás candidatos. Uribe sabe que no hacerlo tiene un costo político muy alto, pues da la imagen de arrogancia o inseguridad. En Estados Unidos, por ejemplo, al candidato líder que no vaya a los debates lo queman vivo. Por otro lado, Uribe también sabe que es un gran comunicador en televisión y que no le faltan argumentos para defender su gobierno. El Presidente tendrá que decidir en pocos días si les hace caso a sus asesores o a sus instintos. Lo cierto es que los colombianos están ansiosos de ver al Presidente debatir con los demás candidatos.

Cargando...
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Cargando...