Domingo, 11 de diciembre de 2016

| 1991/04/01

LECCION APRENDIDA

En la visita a una escuela de niños negros de Harlem que realizó el presidente César Gaviria durante su reciente viaje a Nueva York, tuvo lugar una simpática anécdota. Cuando llegó Gaviria y se paró frente a los estudiantes, la maestra le indicó a uno de los niños de la primera fila, llamado Wayne, que había llegado el momento de su intervención. Con gran solemnidad, Wayne se paró frente al primer mandatario y empezó a recitar con una elocuencia digna de Santofimio, un discurso sobre la guerra de independencia de los Estados Unidos. La maestra, desconcertada, lo interrumpió y le dijo:

Cargando...
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Cargando...