Martes, 24 de enero de 2017

| 1996/09/02

LO CONVENCIO

Al almuerzo ofrecido por el ministro de Exteriores de España, Abel Matutes, en honor del presidente Samper y su comitiva de paso por Madrid, estaba invitado el embajador Humberto de la Calle. Sin embargo este último llamó a Samper y le dijo que, dadas las circunstancias, consideraba que lo mejor para los dos era que él se abstuviera de asistir. Samper aceptó y colgaron. Posteriormente De la Calle llamó al ministro Matutes para excusarse. Este le contestó que el gobierno español no podía dar la imagen de que estaba tomando partido en un conflicto doméstico y que era conveniente que tanto el Presidente como el Vicepresidente fueran. De la Calle acabó asistiendo.

Cargando...
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Cargando...