Viernes, 9 de diciembre de 2016

| 1987/06/22

LOS DATICOS DE ALARCON

Hay un episodio anecdótico en el nombramiento del nuevo ministro de Hacienda, Luis Fernando Alarcón. El viernes 15, cuarenta y ocho horas antes de que se conociera el nuevo gabinete, el entonces titular de esa cartera, César Gaviria, le dijo a Alarcón, quien era su viceministro, que no se moviera de su casa el fin de semana porque en algún momento lo iba a llamar a pedirle "dos daticos". Alarcón cumplió las instrucciones y se quedo todo el week-end en casa, hasta que hacia las tres de la tarde del domingo y como no recibía la llamada de Gaviria, decidió dejarse tentar por sus hijos que le venían insistiendo que los sacara a dar un paseo.
Hacia las cuatro, Gaviria llamó, no lo encontró y le dejó la razón de que se comunicara con el Palacio de Nariño. Alarcon lo hizo al volver a su residencia hacia la cinco de la tarde. Entonces Gaviria le dijo: "Necesito dos datos: fecha y lugar de su nacimiento. Es para poderlo nombrar ministro de Hacienda". Acto seguido, el presidente Virgilio Barco pasó al teléfono y habló durante algunos minutos con Alarcón, para confirmarle el nombramiento.

Cargando...
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Cargando...